Día Internacional de la Cerveza



La cerveza es una de las bebidas fermentadas más antiguas de la humanidad y una de las más valoradas. Y desde el año 2007 se celebra cada primer viernes del mes de agosto el Día Internacional de la Cerveza, una tradición que tiene como origen un pequeño bar de Santa Cruz, California (Estados Unidos).


Los objetivos principales de esta celebración son:


· Reunirse con amigos y disfrutar del sabor de la cerveza.


· Celebrar a aquellos responsables por hacer y servir cerveza.


· Unir al mundo bajo el pretexto de evocar a las cervezas de todas las naciones durante un día.


¿Qué significa la palabra?


La etimología, aunque discutida, viene de la palabra en latín cerevisia, haciendo referencia a Ceres, diosa de la tierra y los cereales, y a vis, que es 'fuerza'. Sea o no el origen definitivo, sin duda la "chela" o 'cheve', como aquí le llamamos, se ha convertido en una bebida con mucha fuerza.


Origen de la cerveza


Como hemos dicho, la cerveza es una de las bebidas más antiguas de la Humanidad. De hecho, los primeros indicios de la elaboración de cerveza datan de los sumerios en la Baja Mesopotamia, allá por el año 4.000 antes de Cristo. La elaboraban a base de cebada. Posteriormente en el Imperio Babilónico, la elaboración de cerveza se fue perfeccionando.


La primera receta conocida se encuentra en el Código de Hamurabi, el conjunto de leyes más antiguo que se conserva, precisamente creado en la antigua Mesopotamia.


Los egipcios elaboraban cerveza mezclándola con miel, dátiles y canela. La cerveza fue pasando por todas las civilizaciones: griegos, romanos, germánicos.


Un dato curioso sobre esta bebida es que fue inventada por mujeres, quienes tenían a su cargo las responsabilidades asociadas a la alimentación, y tras innumerables intentos de generar bebidas a través del procesamiento de los granos, obtuvieron esta maravillosa combinación. De hecho, hay un término que fue utilizado a mediados del siglo V y que hacía referencia a las mujeres que fabricaban cerveza de forma casera para el consumo exclusivo de su familia, éste era Brewster, y puede ser traducido como “cervecera”.


Otra curiosidad sobre esta bebida es que, en sus orígenes, la forma de hacer cerveza era muy similar a la elaboración del pan, ya que se utilizaban prácticamente los mismos ingredientes: los granos, la levadura y el agua. Sin embargo, la proporción de esta última era la que determinaba si el resultado era pan o cerveza; durante algún tiempo se hizo referencia a la cerveza como “pan líquido” y se le atribuían beneficios para la salud.


México y la cerveza


México es reconocido como uno de los principales productores de cerveza en el mundo. Incluso, entre 2010 y 2018, ocupó el primer lugar según International World Trade. Esto, por obvias razones, provoca que el país sea un centro de turismo cervecero muy importante.


Por esta razón, México ha desarrollado distintos puntos de producción y, gracias a su calidad de talla mundial, el turismo cervecero está creciendo cada día más.


10 beneficios de la cerveza


La cerveza también tiene beneficios la salud, siempre que se consuma con moderación:


· Es un alimento bajo en grasa y nutritiva ya que contiene carbohidratos, vitaminas del grupo B y minerales.

· Tiene calcio, potasio, magnesio, vitamina B9 y fósforo, por lo que previene la aparición del colesterol, diabetes y enfermedades renales.

· Es rica en antioxidantes y vitamina B6, bueno para evitar enfermedades cardiovasculares. Disminuye el riesgo de ataques al corazón.

· En las mujeres, la cerveza puede retrasar la aparición de los síntomas de la menopausia, por su contenido en silicio y fitoestrógenos. Además mejora la salud ósea previniendo la osteoporosis.

· Mejora el sistema inmunológico, especialmente en las mujeres, al mejorar la respuesta inmune ante determinados microorganismos.

· Protección frente a enfermedades como el Alzheimer y otras enfermedades cognitivas, por su contenido en silicio.

· Prolonga la vida, por sus propiedades antioxidantes, evitando el envejecimiento de las células.

· Recuperación para deportistas, favoreciendo la hidratación y que la recuperación sea más rápida. Un vaso de cerveza después de una buena sesión de running tiene muchos beneficios físicos y psicológicos.

· La cerveza sin alcohol es beneficiosa para las mujeres embarazadas por su alto contenido en ácido fólico.

· Ayuda a mejorar las relaciones sociales, ya que la cerveza se suele consumir en compañía de amigos.


Más datos curiosos sobre la cerveza


· Mientras que en países como España o EEUU la forma de consumir una cerveza no es tan importante, siempre que esté fresca, en países como Bélgica o Alemania existe todo un ritual para su consumo: desde el recipiente donde se sirve hasta la perfección de su espuma.

· La cerveza está hecha fundamentalmente de agua y cereales. Y el sabor de la cerveza depende mucho de la calidad del agua con la que se elabora.

· Es recomendable almacenar las botellas de cerveza de pie en vez de tumbadas, para minimizar la oxidación de la chapa.

· En el Museo Británico se conserva el llamado Monumento Azul: dos piedras grabadas con más de 5.000 años de antigüedad donde se puede ver una ofrenda de cerveza a la diosa Nin-Harra.

· Se cree que los trabajadores de las pirámides en el antiguo Egipto cobraban parte de su salario en cerveza.

· Los vikingos creían que tras la muerte, les esperaría un paraíso donde había una cabra gigante que les suministraría eternamente de cerveza.

· Se cuenta que en 1922, el dueño de un restaurante no tenía suficiente cerveza para ofrecer a un grupo de ciclistas, y la mezcló con limón para aumentar su cantidad, con lo que se inventó la "clara" o "radler". Radler se traduce como "grupo o pelotón de ciclistas".

· España es el país europeo donde más cerveza sin alcohol se consume (aproximadamente un 14%). Embarazadas, personas que tienen que conducir, o personas que por cualquier motivo no pueden consumir alcohol, disfrutan también de la cerveza en esta variedad.



Fuentes: Día Internacional De, El Universal, Gobierno de México.

Publicidad

1/1