Día Nacional del Maíz



El Senado de la República aprobó por 112 votos un dictamen para declarar el 29 de septiembre de cada año, como el “Día Nacional del Maíz”, ya que esta planta representa el pilar de la alimentación mexicana y una manifestación cultural de origen ancestral.


El Día Nacional del Maíz surge desde un movimiento social, la Campaña Nacional Sin Maíz No Hay País, con la intención de unir a todas las mexicanas y mexicanos, del campo y de las ciudades, para celebrar la diversidad de maíces nativos, la agrobiodiversidad y la diversidad biocultural que hay en nuestro país. Este día es impulsado por más de 300 comunidades campesinas e indígenas; por productores y productoras de maíz de pequeña y mediana escala, así como por organizaciones académicas, ambientalistas, de consumo, cooperativas y defensoras de derechos humanos.


El maíz es un cultivo fundamental para la economía mexicana, la alimentación de la sociedad y la manera de interpretar a las comunidades indígenas. De igual modo encontramos que, los pueblos indígenas celebran el inicio de la cosecha de maíz, debido a que son ellos quienes por años se han enfrentados a múltiples adversidades para seguir protegiendo y conservando esta semilla; y, por otro, la reivindicación del derecho de los consumidores mexicanos a seguir alimentándose con variedades de maíces nativos, en vez de granos transgénicos procedentes de los Estados Unidos.


Los bienes comunes como el agua, los bosques, las selvas, el suelo, las semillas nativas -entre ellas la del maíz-, están en riesgo de ser privatizados, contaminados y agotados. Ante eso, es necesario garantizar nuestros derechos humanos a la alimentación sana y suficiente, a la salud, a la biodiversidad y a un ambiente sano.


Cada 29 de septiembre recordamos nuestra lucha celebrando a los maíces: el maíz cacahuacintle, el maíz palomero, el maíz colorado, el maíz olotón, el maíz pepitilla, las 59 razas de maíz nativo, las más de 60 razas que existen en nuestro país y miles de variedades que forman parte de nuestras culturas, de nuestras raíces, de nuestras cocinas, de nuestra cosmogonía, de nuestra diversidad biocultural y tradiciones.


Con información de: Greeenpeace, CDNH y Senado de la República.

Publicidad

1/1