Festividad de San Martín Caballero, en Dolores Hidalgo





En la comunidad de San Martín de Terreros del municipio de Dolores Hidalgo, Gto., cada año se lleva a cabo la fiesta en honor a San Martín Caballero, según la tradición católica es protector de los pobres, los soldados, comerciantes, tejedores y fabricantes textiles.


El 11 de noviembre es el día de la fiesta, en el cual acuden cientos de fieles al santuario que se ubica a la mitad de la sierra de Codornices.


Construcción del santuario


() En el siglo XVIII, unos campesinos llegaron a esta comunidad cuando se dirigían al Bajío por semilla, la familia Torres les brindó posada y se dieron cuenta de que celosamente cuidaban una imagen de San Martín Caballero, por lo que les propusieron un trato, una fanega (costal de 50 kg) a cambio de la imagen con la promesa de regresar por la imagen al reponer el grano, los campesinos aceptaron pero jamás regresaron por la imagen y poco a poco comenzó su veneración en aquella pequeña comunidad.


En 1943 se comenzó la construcción del actual templo y concluyó en el año 1963. Actualmente llegan miles de personas a caballo para “bautizar” a los caballos que nacieron este año, otros más llegan para agradecer los favores recibidos en su negocio o pedirle un nuevo favor. En el atrio hay una escultura del Santo en medio de una fuente, los peregrinos lanzan monedas, si la moneda se queda en el montículo es buena señal, si cae al agua augura mala racha económica, señala el portal informativo Noticias Con Valor SMA.


Aquí un relato de la fiesta de San Martín del Terrero, Guanajuato, tomada del blog El Bable:





La "estampita" que estamos viendo es la razón por la cual en el rancho de San Martín del Terrero cada año, en su día, 11 de noviembre, se dan cita cientos de personas, la madrugada de ese día las colinas de los rededores se comienzan a iluminar con las antorchas que los jinetes de toda la región llevan en la tradicional peregrinación ecuestre en honor a San Martín Caballero.


El santuario sobresale desde la distancia, en un lugar en donde normalmente todo es tranquilidad, ese día y los tres antes y después se comienza a cubrir de tiendas, de sombras que producirán un efímero mercado en el que de todo se vende.


Dicen que la fe mueve montañas y aquí en mitad de la sierra de Codornices, en el límite norte del Bajío se comprueba cada año.


A pie, en caballo o en uno de los cientos de autobuses que llegan durante todo el día es como los peregrinos cumplen la manda o la tradición de visitar al santo que montado en su caballo identifica a buena cantidad de pobladores de la zona rural del estado de Guanajuato.


En el atrio, como suele suceder en estas festividades hay un poco de todo, especialmente el fervor de la gente que con inquebrantable fe acuden a la cita con San Martincito.


Vestigios de los adornos florales que llevaron los jinetes y peregrinos que en la madrugada hicieron su arribo al Santuario los encontramos en el atrio.


(…)


La tradición regional marca que al santo se le lleva cera, en este caso, monumentales figuras que saldrán en procesión antes de la misa principal.


La feria


(…)


En medio de la inmensa polvareda se levantan las carpas, durante varios días los peregrinos, especialmente los que viven en los ranchos de la región, tendrán la oportunidad de adquirir una gran variedad de productos necesarios para la vida cotidiana.


¿Quién fue San Martín Caballero?


En el año 337, durante un frío invierno en el pueblo de Amiens, Francia, Martín, soldado del ejército romano, se encontró con un mendigo que tiritaba de frío. Quiso darle algo para protegerlo del frío. Pensó que como el ejército le había cobrado el 50% del costo de su uniforme, la mitad de éste pertenecía al ejército, pero la otra mitad era suya y podía disponer de ella, así que, con su espada, cortó su capa y le dio su mitad al mendigo.


Según la tradición, aquella misma noche, el buen soldado fue visitado por Jesucristo, quien vistiendo la media capa que el militar le había regalado al mendigo, le dijo: “Gracias, Martín”.


Al día siguiente el soldado romano, de 21 años, tomó la decisión de retirarse del ejército para bautizarse como seguidor de Cristo; sin embargo, el permiso le fue denegado por sus superiores debido a que era uno de los mejores combatientes. Pero Martín no claudicó en su decisión.


Tiempo después, cuando los romanos se alistaban a combatir a los invasores bárbaros, el emperador visitó a su ejército para darle a cada uno de los soldados un incentivo económico antes de la batalla. Al llegar a Martín, éste le dijo: “Emperador, he luchado por ti, permite que ahora luche por Dios. Yo soy soldado de Cristo, y no me es lícito seguir en el ejército ni aceptar tu dinero”.


En el Ejército Romano no estaba permitida la deserción, por lo que el emperador podía haber mandado ejecutar al soldado, pero Martín era apreciado por todos y, de hacerlo, bajaría la moral y ocasionaría descontento en la tropa en víspera de la batalla. Por ello, el emperador prefirió burlarse de él, diciéndole: “Los bárbaros nos atacarán mañana y tu actitud, querido Martín, parece movida por el miedo más que por tu fe. Dices ser cristiano por miedo de enfrentarte y derramar sangre”. Martín le respondió: “Mañana déjeme en primera línea de batalla, sin armas, sin escudo y sin casco, así le probaré mi valor y fidelidad, y le demostraré que el miedo que tengo no es a morir, sino a derramar la sangre de otros hombres”. Así lo acordaron.


Sin embargo, no hubo necesidad de ello, pues los bárbaros se rindieron antes de iniciar la batalla. Unos dicen que fue el miedo ante el numeroso ejército romano, pero otros aseguran que lo que les espantó fue saber, por boca de sus espías, que los romanos estaban tan seguros de la victoria que incluso había soldados que acudirían al combate sin armas.


El emperador permitió entonces a Martín dejar la vida militar, y así, aquel buen soldado llegó a ser obispo y defensor fiel de la fe en Cristo.


Fuentes: Más De Acá / El Bable / Desde la Fe / Noticias Con Valor SMA.

Fotos tomadas: @DoloresHgoMex, @vidalberrones, El Bable.


Publicidad

1/1