Francisco Eduardo Tresguerras, arquitecto celayense



Francisco Eduardo Tresguerras, ​ nacido el 13 de octubre de 1759 con el nombre de Francisco Joseph Eduardo Fernández Martínez de Ibarra, ​ fue un arquitecto, pintor, escultor y grabador español del período colonial y los primeros años de la independencia de México


Fue uno de los artistas más importantes del tránsito entre los siglos XVIII y XIX, y formulador de un peculiar lenguaje a caballo entre un barroco clasicista y un neoclásico avant la lettre.


En la ciudad de Celaya practicó diversas actividades artísticas (entre las que podemos citar al menos la pintura, la música o el grabado). Pese a ello, su actividad fundamental fue siempre la arquitectura, constándonos que ya en 1794 había pedido licencia a la Academia de San Carlos para ejercer dicha actividad.


En el año de 1807 fue nombrado Maestro Mayor de Obras de la ciudad de Celaya, y de esa época nos consta que ensambló numerosos retablos adscribibles a una estética ya claramente neoclásica en la región del Bajío. Una de sus primeras obras, la iglesia del Carmen, se convertirá también en una de las más reconocidas, así como en una definición de sus postulados estéticos, mostrando una particular predilección por severos pórticos tetrástilos o hexástilos, tendencia que confirmará en su obra para el convento de Teresitas de la ciudad de Querétaro, tal vez la primera obra neoclásica de ese lugar. Entre otras construcciones destacadas podemos encontrar un puente en Celaya, la capilla del Via Crucis del convento franciscano también en Celaya, el teatro de San Luis Potosí, o el monumento a los eventos de San Juan de Ulúa en la misma ciudad.


Su obra escrita, los Ocios Literarios, que permanecería inédita, es un elemento invaluable para estudiar su personalidad. De igual manera, sus tormentosas relaciones con la Academia de San Carlos y sus contemporáneos académicos (tales como Tolsá o Manzo), son también un indicativo de su carácter ambicioso y contradictorio.


Su obra pictórica (pinturas, dibujos y grabados), se conoce peor que la arquitectónica. Y hoy, a pesar de haberle dedicado acuciosos estudios, todavía muchas atribuciones permanecen sumidas en la incertidumbre. A pesar de ello, algunas obras (el dibujo de la Fuente de Neptuno, en Querétaro, por ejemplo), son de extraordinaria calidad.


Falleció el año de 1833, siendo sepultado en San Francisco de Celaya.


Fuente: https://dbe.rah.es/.../48876/francisco-eduardo-tresguerras

Entradas destacadas

1/2