Guanajuato, Ciudad Cervantina



El 4 de marzo del 2005, la UNESCO declaró a Guanajuato como la Capital Cervantina de América Latina, título que entregó el presidente del Centro de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) Castilla-La Mancha, Fernando Redondo Benito, quien consideró que esa ciudad ''es única y no puede haber otra igual".


Para hablar de Guanajuato como ‘Ciudad Cervantina’ hay que referirse de manera obligada a su historia, a su cultura y en una instancia no menos importante, a su iconografía. Ella tiene que ver no solamente con Cervantes y su obra sino con el paisaje rural y urbano en el que podríamos tal vez evocar la campaña castellana donde Don Quijote libró sus batallas y los muros de piedra en los cuales refugió su cordura. Porque es un lugar común decir que Don Quijote es el mayor resultado de la fantasía creadora de Don Miguel, pues también es el producto de la realidad de los hombres y mujeres que han poblado no solo las circunstancias del siglo de Cervantes, sino del devenir de esa circunstancia en el ámbito hispano universal.


En 1972 nació el acontecimiento artístico y cultural más importante de México y Latinoamérica: el Festival Internacional Cervantino (FIC).


Los personajes de Don Miguel lo convocaron a través del tiempo. Del mismo modo en que los caminantes van al encuentro de la tierra prometida. Estaban ahí, andando las calles, sentados a las mesas de los cafés de Guanajuato, peregrinando en los recodos montañosos de su entorno, atravesaban los puentes, los pasos subterráneos y al atardecer se les veía sentados en los balcones de las casas.


Necesitaban salir a la luz, querían ser vistos junto a las gentes de Guanajuato y subieron al escenario como anfitriones de los visitantes que desde todas partes del mundo comenzaron a llegar. El espíritu de Cervantes se apoderó de teatros y plazas y desde ellos proyectó su luz hacia el siglo XX mexicano, latinoamericano, universal.


El Cervantino llegó para enriquecer la memoria de la ciudad, impregnarla con la acción de cultura del visitante, en la que los del patio aprenden a exhibir el orgullo de los que son, en una identificación que ennoblece a todos.


Sin el festival, Guanajuato sería uno de los enclaves más hermosos de México, cuya arquitectura bastaría para hacerle sede de visitantes de todo el mundo. Con el festival, Guanajuato trasciende como una ciudad abierta a todas las artes y desde luego a las letras.


El Festival Cervantino llegó para que su fama creciera y se expandiera por el mundo en todo lo que es. El festival convirtió a Guanajuato en un centro de atracción internacional para todos y es raro el país que no haya estado representado en alguna de sus ediciones, al menos una vez, pues en el Cervantino hay para todos: opera y bufo, lírica y popular, bellas artes y letras. Eso es lo que le confiere universalidad a este evento y ello es lo que abre las puertas de la ciudad para artistas y espectadores de todos los confines.



Cervantismo en Guanajuato


La ciudad de Guanajuato es única e irrepetible. Su espacio histórico posee un tejido fuertemente consolidado, cuya planta, además es en sí ya un monumento: con su morfología casi intacta manteniendo el manzanero y lotificación históricos. Por sus características ha recibido el reconocimiento explícito de la comunidad internacional, con su inclusión en la lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad de UNESCO.


Ninguna ciudad en el mundo, fuera de su natal Alcalá de Henares, ha adoptado a Cervantes como lo ha hecho la ciudad de Guanajuato, al grado de ser calificada en múltiples ocasiones por cervantistas españoles como <<la segunda patria de Cervantes>> o <<la segunda Mancha>>.


Es por eso que Guanajuato recibe el título de “Cuna Iberoamericana de Cervantes”, otorgado oficialmente por el Ayuntamiento de Alcalá de Henares en el año 2005, pero el reconocimiento formal a su acendrado cervantismo llega en marzo de 2005 cuando es distinguida asimismo por UNESCO, a través de Castilla La Mancha, como Capital Cervantina de América.


Fragmentos tomados de Guanajuato. Ciudad Cervantina. Presidencia Municipal de Guanajuato. Administración 2006-2009. Año 2007

Publicidad

1/1