Hacienda San Juan: Origen de fraccionamientos en Irapuato



Los primeros barrios o fraccionamientos de Irapuato cuando aún se le denominaba congregación, se originaron en 1848 de acuerdo a documentos de venta de solares o terrenos de la Hacienda de San juan, en la zona sur del municipio.


La documentación bajo resguardo del Archivo Histórico Municipal de Irapuato, es un aviso en el que, la señora María de la Luz Carrillo puso en venta al público en general parte de su propiedad, principalmente a los vecinos de la congregación que pagaban renta por una extensión de terreno.


Jorge Conejo, investigador del Archivo Municipal, compartió que este es el documento con el cual se confirma el asentamiento de las primeras viviendas del municipio, dentro de terrenos de la extinta Hacienda de San Juan, lo que, con el paso de los años, dio origen a los primeros barrios de la ciudad.


“Los barrios, los espacios donde se asientan las personas comunes y corrientes, los indígenas, los españoles más pobres, los mulatos, están sobre la Hacienda de San Juan, sobre todos esos terrenos, todas esas colonias que hoy conocemos en la parte sur de Irapuato”, comentó.


La venta de los lotes de la hacienda, estuvo a cargo de José Magdaleno, quien acordó el valor de cada terreno, de acuerdo a la extensión de cada solar. Los arrendatarios que no solicitaron la compra del terreno, perdieron sus derechos sobre los negocios o pertenencias que se encontraban en cada lugar.


El costo de los solares oscilaba entre los 60 y 80 pesos, de acuerdo a la medida de cada uno, que podría ser de 60 x 40 metros o más.


En el siglo XIX, la Hacienda de San Juan perteneció a un sacerdote de apellido Salvador, posteriormente a la familia Carrillo de generación en generación hasta la señora Ma. De la luz Carrillo, quien vendió por fracciones su propiedad.


Parte de esta hacienda fue vendida a un vecino de Guanajuato Capital; también perteneció a Gobierno del Estado, quienes la vendieron al doctor Antonio Retana, quien dio origen al nombre de la hacienda como San Juan de Retana que, hasta la fecha se conserva.

Entradas destacadas

1/2