Hallan una momia atada en Perú



Un equipo de arqueólogos de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Perú, encontraron una momia pre inca en buen estado de conservación en el complejo arqueológico de Cajamarquilla, a unos 25 kilómetros de Lima.


La momia, de entre 800 y 1.200 años de antigüedad, estaba completamente atada con cuerdas, en posición fetal y con las manos cubriéndose la cara. Los restos pertenecen a una persona de sexo masculino, que tendría entre 18 a 22 años en el momento de su muerte.


El hallazgo ocurrió dentro de una cámara funeraria de unos tres metros de largo y a una profundidad de 1.40 metros. Fue descubierta con ofrendas funerarias en el interior de una estructura subterránea ovalada que presentaba una plataforma en su lado norte. Según explicó la arqueóloga Yomira Silvia Huamán Santillán, a la tumba se accedía por una escalinata de siete gradas.


Por el patrón de enterramiento, el difunto corresponde a un poblador de la sierra del Perú. Este enterramiento probaría que el lugar estuvo ocupado por costeños y serranos durante el periodo prehispánico tardío.


Hemos logrado el descubrimiento de una momia que se encontraba ubicada al interior de una estructura funeraria de forma cónica subterránea y al ver las características se trataba de una momia que se encontraba amarrada con soguillas”, mencionó el arqueólogo Pieter Van Dalen, responsable del proyecto Cajamarquilla.


Junto a la momia se encontró el esqueleto de un cuy andino (conejillo de indias) y de lo que parece ser un perro, según los investigadores de la Universidad de San Marcos.


En la cámara funeraria también se descubrieron restos de maíz y otros vegetales.


Cajamarquilla fue un centro comercial multiétnico


La trascendencia de este complejo arqueológico radica en su ubicación estratégica para el intercambio comercial entre los habitantes de ambas zonas. Durante el Periodo Intermedio Tardío, Cajamarquilla se convirtió en un centro comercial multiétnico, donde residían personas de diversas nacionalidades, aunque principalmente población local (ichma) y chacllas, según ha dado cuenta la arqueóloga sanmarquina, en su artículo científico 'El Periodo Intermedio Tardío en Cajamarquilla a partir de las evidencias del sector Tello', publicado en la 'Revista Arqueología y Sociedad', del Museo de Arqueología y Antropología de San Marcos.


Con estas investigaciones se está ampliando el conocimiento sobre las prácticas culturales desarrolladas en periodos prehispánicos tardíos en Cajamarquilla; sus interacciones con otros sitios del valle del Rímac; las estrategias productivas que tuvo; así como la situación jerárquica en el momento de la llegada de los incas y la anexión de este territorio al Tawantinsuyo.


Este hallazgo se realiza en el marco de un proyecto de investigación arqueológica que inició este año, dirigido por el catedrático Pieter Van Dalen Luna y la arqueóloga Yomira Huamán Santillán, con la colaboración de estudiantes de las universidades San Marcos, San Cristóbal de Huamanga y San Antonio de Abad del Cusco.


Con información y fotografías de: ABC, Infobae, Prensa Libre

Publicidad

1/1