Historia de la Feria de León



La Feria Estatal de León, es un evento tradicional anualmente realizado en el mes de enero, para celebrar el aniversario de la fundación de León, el cual comenzó a cobrar vigor y seguimiento a partir del Tercer Centenario acontecido en 1876, no obstante, que desde tiempo anterior, hubo antecedentes de recordatorio, que fueron solamente religiosos, por tratarse de rendir homenaje y devoción al Santo Patrono San Sebastían, precisamente en su día calendarizado, 20 de enero, fecha coincidente con la del nacimiento de la villa de León.


Fundación de León


León fue fundado el viernes 20 de enero, día del señor San Sebastían, del año de 1576, en cumplimiento del mandato del Virrey de Nueva España de fecha 12 de diciembre de 1575, en el que se consigna el nombre de León para ciudad, si fueran 100 fundadores, o el de Villa, -como así aconteció-, si fueran menos de 100, pero más de 50, los primeros habitantes.


No obstante la denominación oficial, los frailes franciscanos que arribaron a León en 1589 para atender la religión, promovieron a San Diego de Alcalá, durante los siglos XVI al XVIII, como Patrono de la Villa; influencia que se dio en algunos documentos del Archivo Histórico y el libros religiosos de bautizo, matrimonio y defunción, en los que se consigna… en la Villa de San Diego de León. Posteriormente, en textos similares…en la Villa de San Sebastián de León.


A mediados del siglo XVIII se nombró patrono de la Villa a San Sebastían, cuando los seculares se encargaron de la administración religiosa de León. Así, en 1762, ante el juez eclesiástico, se hizo una información para declarar las solemnidades a San Sebastián mártir, patrono de la Villa.


En 1776, cuando León cumplió 200 años, la celebración fue igual que en tiempos anteriores, con dedicatoria sólo a San Sebastián, Patrono de la Villa, sin referencia a la fundación, según puede leerse en la Cuenta General de Gastos de don Rafael de Obregón y Arce, como Procurador General de la Villa. Los festejos religiosos por el mismo motivo, continuaron en los siguientes años. Todavía, de 1782 a 1785 siguieron las celebraciones de aniversario, sólo dedicadas al santo mártir.


Llegado el siglo XIX, continuaron las celebraciones de San Sebastián. Precisamente, en 1819, al Procurador General de la Villa, invitado a la celebración del Santo Patrono, se le pidió la colaboración de la “tropa” en el rosario, a fin de mantener el orden.


La Feria en 1800


En 1825, el Supremo Congreso de la Nación, autorizó a la Villa de León celebrar anualmente una Feria, del 23 al 30 de diciembre.


En 1857, el Primer Congreso Constituyente del Estado de Guanajuato, expidió un decreto en el que se autorizaba a la ciudad de León, realizar por espacio de cinco años, una Feria anual, del primero al 12 de diciembre, con su respectivo reglamento.


El Ayuntamiento, presidido por el Coronel Octavio Rosado, decidió celebrar, en 1876, el 300 aniversario de la fundación de León, por lo que desde el año anterior comenzó con los preparativos, ello, gracias a Don Manuel García Moyeda, quien el 12 de agosto de 1875 dirigió un escrito al Ayuntamiento, motivándolo a una gran conmemoración del tercer centenario de León. García Moyeda, tipógrafo de la ciudad, editó un folleto con la transcripción del Acta de Fundación de León y otros documentos de historia. Logró del Ayuntamiento un decreto para declarar oficialmente una exposición de artesanías.


El 25 de octubre, en sesión extraordinaria del Ayuntamiento, Evaristo Gutiérrez de Velasco y José López de Lara, fueron nombrados comisionados de la Primera Exposición Artesanal, la cual se considera el primer antecedente de la actual Feria. Ese mismo día, se discutió sobre los juegos que se permitirían en dicha festividad; los únicos que la ley prohibía eran los de azar. También se acordó invitar a los ciudadanos, a pintar el exterior de sus casas, para el lucimiento durante las fiestas de enero.


El 26 de noviembre de 1875, Manuel García envió una carta al Presidente Sebastián Lerdo de Tejada, invitándolo al evento, así como a la colocación de la primera piedra de la estación del nuevo ferrocarril; Lerdo de Tejada respondió no poder asistir, pero que trataría dicha petición con la empresa del ferrocarril.


El desfile de carros alegóricos se realizó tres días seguidos, desde el 20 de enero. Hubo 12 carros que representaban a la primavera, al otoño, al estío, al invierno, la fama, la industria, el trabajo, el comercio, la agricultura, la abundancia, el tiempo y la ciudad. José Guadalupe Posada realizó una litografía sobre este desfile.


Los premios de la exposición artesanal se dieron el 24 de enero de 1875.


El Presbítero Ponciano Pérez compuso un soneto a la grandeza de la ceremonia y a la labor constructiva del Ayuntamiento.


También se publicaron dos obras de trascendencia: una versión del Acta de Fundación de León, por el Coronel Luis F. Carballar, y el libro “Moral práctica” de T.H. Barrau. Se agregó como apéndice, documentos sobre las festividades de 1876 y unos “Apuntes para escribir la Reseña Histórica Descriptiva de la Solemnidad con que se ha celebrado en León el Tercer Centenario de su Fundación”, por José de la Luz Pacheco Gallardo. Reseña con litografías de Guadalupe Posada.


Para 1877, el Ayuntamiento, por el acuerdo del 25 de octubre de 1875, en que dispuso celebrar anualmente el aniversario de la fundación de esta ciudad, invitó a todos los ciudadanos a participar en la segunda exposición municipal, la cual se llevó a cabo del 20 al 24 de enero.


En octubre de ese año, se publicó la invitación para las fiestas de 1878, además del reglamento para la Tercera Exposición Municipal.


Los 80’s y 90’s


En 1880 se realizó la quinta exposición municipal, del 16 al 24 de enero y los siguientes cuatro años se suspendió. Fue hasta 1885 cuando se retomó, por lo que se invitó a los habitantes del País a participar en la sexta exposición municipal, del 16 al 25 de enero.


La organización de las fiestas de aniversario no solo fue asunto del Ayuntamiento. La ciudadanía cooperaba renovando la pintura de la fachada de sus casas y establecimientos, a fin de que en el mes de enero la ciudad luciera espléndida.


La inundación de 1888 originó que la festividad se suspendiera durante 6 años, reiniciándose en 1894, año en que se agregó la colocación de Arcos Triunfales y el 20 de enero con repiques de campanas, y se estrenó el pavimento de la Plaza Principal, la que vistió luces multicolores. Por las noches hubo serenatas en el mercado, con la Banda del 16º Regimiento. EL día 22 fue el 1º paseo de carros alegóricos.


El día 23 Kermesse en la Casa Municipal y se efectuó la tradicional corrida de toros. El 31 concluyó la fiesta con el paseo de carros alegóricos.


En 1895, 319 aniversario de León, hubo corridas de toros, gallos, carreras de caballos y juegos permitidos por la ley. La empresa del Ferrocarril Central descontó el 40% en el precio del pasaje a la ciudad de León.


En 1896, el aniversario incluyó carros alegóricos, iluminaciones, fuegos artificiales, carreras en bicicletas y de caballos, corridas de toros, peleas de gallos y todos los juegos permitidos por la ley. El periódico capitalino “El Mundo”, elogió el ornato de las limpias calles de León: palmas, flores, cortinas, pañuelos, banderas y gallardetes.


Los seis carros alegóricos que desfilaron, representaron a la Aurora, la Noche, Júpiter, la Civilización, el Porvenir de México y la Libertad.


La Calzada lució los días llena de paseantes, y de elegantes carruajes. Los tranvías no pararon de llevar pasajeros a la Calzada. La iluminación de la Plaza y el Parían atrajo la atención. Relevante fue la Compañía “Ciudad de México”, con 8 funciones; debutó con la zarzuela “La Tempestad”.


En 1897, el paseo de carros alegóricos fue el día 20. Los carros representaron a la Escultura, Pintura, Poesía, la Música y el último simbolizó el Progreso de México. En la Plaza de Gallos, y en el Hotel Diligencias los aficionados al juego llenaron los edificios.


La Feria en 1900

En la Feria de 1900 causaron admiración de propios y extraños la exposición de pinturas del destacado leonés Juan Nepomuceno Herrera.


Como atractivo de la Feria, en 1906, la fábrica de cigarros “El Buen Tono” exhibió una película en la Plaza Principal, en la esquina con la calle Pachecos.


En 1907 los carros alegóricos y las carreras de caballos fueron en el Paseo de la Calzada. La tienda “Las Tullerías”, por su inauguración, patrocinó un desfile en la Calzada con premio a los participantes. Se instaló en la estación de los ferrocarriles el circo de Carl Hegenbeck.


Los Festejos de 1909 iniciaron con paseo por la Calzada y audición musical. Por la noche, serenata y fuegos artificiales en la Plaza de Armas.


El día 20, desde la madrugada, los conjuntos musicales recorrieron las calles. Se elevaron globos aerostáticos. Por la tarde, corrida de toros con Rafael Gómez “Gallito” y su hermano Fernando.


El 21 fue la apertura de la Feria Industrial en el Parque Manuel González, -Parque Hidalgo-, con adelantos en áreas agrícola, ganadera, comercial e industrial. Uno de los premios fue para la cervecería local de J. Killian.

Los carros alegóricos del paseo, fueron de las representaciones: “El Rey Gambrinus”, “Fundación de León”, “El Comercio” y “La Agricultura”.


El 24 hubo elevación de globos; por la tarde corrida de toros y en la noche, kermesse en el Hotel Guerra. El 25 carrera de caballos en la Calzada; también hubo competencias de obstáculos y resistencia. El 26 último paseo de carros alegóricos. El 27 paseo de coches en el Parque y la Calzada; por la noche, iluminaciones en Palacio y el Parián. El 28 corrida de toros, serenata en la Plaza Principal y fuegos artificiales.


Ninguna celebración tan espléndida como la de 1910, en el 334 aniversario de la Fundación de León y del centenario de la iniciación de la Independencia. Hubo en el parque Manuel González, la Exposición Ganadera. El Paseo de carros alegóricos tuvo cuatro representaciones: La Ciudad: con los hermanos Aldama, el Cura Ignacio Aguado, Palacio Municipal y la torre de la Parroquia del Sagrario; La Agricultura; otros, El Comercio y la Industria. Atractivas las carreras en bicicleta, corridas de toros, carreras de caballos, música y la kermesse en la Casa Municipal.


En 1916, desfile del 340 aniversario de la fundación de León. En la primera calle de los Ángeles, fue develada una placa con el nuevo nombre de la calle: “20 de Enero”. Por la tarde corrida de toros. Un día antes, carreras de caballos en la Calzada.


La Feria fue suspendida por algunos años; se reinició en 1923; esta vez se realizó en “El Parián”. Además de lo acostumbrado, llamó la atención un vagón del tren que exponía documentales de París y Madrid. Hubo exposición de fotografías y funciones en el Teatro Manuel Doblado donde se presentó la compañía de Fanny Anitúa. La Exposición Municipal se realizó en “El Parián”.


En 1926, en el Cuartel de los Ángeles, se instaló la Exposición Ganadera. La inundación que sufrió León ese año impidió que la Feria se efectuara en 1927 y 1928.


A partir de 1929 fueron definitivas la Exposición Agrícola y la Ganadera. Los juegos mecánicos ocupaban todo el Jardín de la industria y la huerta de Uraga. En las calles aledañas hubo instalaciones de la Feria. Fueron atractivas las corridas de toros, las “partidas” o juegos de mesa, pero más las diarias peleas de gallos.


En 1933, para el aniversario, el Círculo Leonés Mutualista invitó a empresas a participar en el desfile con carros alegóricos. Se organizó la Exposición de Arte Antiguo y Moderno con la ayuda del grupo “La Trapa”.


En 1941, las fiestas fueron del 18 al 23 de enero. El programa incluyó corridas de toros, juegos de béisbol y basquetbol, carreras de caballos, tapadas de gallos, verbenas populares, concursos de trajes infantiles, noche mexicana, un evento hípico y un desfile militar.


Debido a los lamentables acontecimientos del 2 de enero de 1946, la Feria fue suspendida; los siguientes años se realizó de forma normal sin algo nuevo en especial.


Durante años la feria continuó con eventos tradicionales, más que con novedades espectaculares. En 1959, 383° aniversario de León, la Feria se instaló en terrenos de la Gran Avenida, -hoy López Mateos Nte.-. Además de las exposiciones Industrial, Comercial y Ganadera, se realizaron sucesos atractivos: kermesses, carreras de autos en Jardines del Moral, torneos de frontenis en el estadio Patria, partidos de fútbol en el estadio La Martinica, coleaderos en el Lienzo Charro, desfiles de carros alegóricos, exhibiciones gratuitas de películas, corridas de toros y música en la Plaza Municipal.


Los 60’s


En 1960, El Sol de León organizó un festival musical afuera del Palacio Municipal, transmitido por la XEKX. Participaron mariachis, un conjunto jarocho, el tenor Horacio Westrup, Manuel “loco” Valdés y Matilde Sánchez “La Torcasita”.


La “Primera Feria del Hogar” se realizó en 1961. En la Escuela Eufrasia Pantoja, se instalaron las exposiciones comercial y artesanal. Fuera de ella, en la calle Cervantes Saavedra, los juegos mecánicos y los de habilidades como tiro al blanco; también puestos de dulces y antojitos. No faltaron las actuaciones de diferentes grupos musicales.


En el estadio “Fernández Martínez” hubo un programa musical y una tómbola; en los Barrios de San Mi