Historia de la industria del calzado y marroquinería



La Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato (CICEG), en su reciente edición de CALZAVANCE DIGITAL nos comparten algunos datos curiosos sobre la historia de este sector.


Por: Lic. Esther Nieto Urroz


Sabías qué:


· Para el año de 1890 la fabricación de calzado en León era la principal actividad económica.

· Que en el Censo municipal de ese año había tres mil 335 zapateros y 2 mil 93 reboceros


· Los cientos de talleres y algunas fábricas eran localizadas en las calles del Barrio Arriba, El Coecillo y el Centro de la ciudad.


· Los modelos de calzado tenían estilos europeos y norteamericanos pues los fabricantes tenían contacto con los mercados de esos lugares.


· En los años veinte llegaron a la ciudad las primeras máquinas modernas que funcionaban con electricidad.


· El 24 de mayo de 1926 se constituye la Unión de Fabricantes de Calzado de León.


· El 23 de junio de 1926 una gran inundación provocó muertes y cuantiosos daños materiales, muchos zapateros leoneses tuvieron que empezar sus talleres de cero.


· En 1930, según una monografía elaborada por Wigberto Jiménez, 10 mil personas estaban haciendo zapato, esto es uno de cada tres leoneses en edad de trabajar.


· Para esa época había 12 talleres grandes, 200 medianos y 800 pequeños.


· Para 1941 existían mil 315 establecimientos dedicados a la fabricación de calzado y se contabilizaban 19 mil 940 personas empleadas en ello.


· En 1957 se realizó la Primera Exhibición Nacional de Industrias del Calzado en la ciudad de México.


· En 1966 se realizó la X Muestra Nacional de Calzado en la ciudad de León.


· En 1974 se llevó a cabo la primera edición del Salón de la Piel y el Calzado (SAPICA), en la que participaron 150 expositores entre fabricantes y proveedores de la industria zapatera y curtidora.


· En 1976 se funda el Centro de Innovación Aplicada en Tecnologías Competitivas (CIATEC), con el objetivo de brinda apoyo tecnológico a la industria del cuero y calzado.

*Información tomada del libro Nuestra Industria del Calzado, Memoria y Porvenir. Artículo Somos Zapateros, autor Luis Alegre.

Publicidad

1/1