top of page

Jesús Flores Magón Precursor de la Revolución Mexicana



Jesús Flores Magón fue un periodista y político mexicano, hermano de Ricardo y Enrique Flores Magón. Fue hijo de Teodoro Flores Martínez, quien luchó en Puebla contra las tropas francesas, y Margarita Magón Grajales. Nació en San Antonio Eloxochitlán, Teotitlán, Oaxaca, el 6 de enero de 1871.


Desde niño, Jesús Flores Magón se forjó en el trabajo. Con sus ganancias cubrió sus estudios y apoyó a sus hermanos, Ricardo y Enrique, ambos menores que él. Al cumplir los 21 años, siendo estudiante de la Escuela Nacional Preparatoria, participó en las manifestaciones contra Porfirio Díaz. Al terminar la carrera de Derecho y recibirse como abogado, en 1897, comenzó a escribir y desarrollarse como periodista, fundando con su hermano Ricardo el periódico Regeneración, cuyo primer ejemplar se publicó en agosto de 1900, bajo el lema “Periódico Jurídico Independiente”.


Sus críticas fundamentadas contra el dictatorial y corrupto sistema judicial del Porfirismo fueron motivo de varios encarcelamientos, lo cual no le evitó participar en los encuentros políticos de la época que tenían como objetivo planificar y organizar el movimiento revolucionario. En esta línea de acción, aportando a la causa un ideario liberal, participó como delegado en la Convención de Clubes Liberales de San Luis Potosí de 1901, donde también estuvo su hermano Ricardo. Un año después contrajo matrimonio con Clara Houg Quinet y se separó un poco del activismo para enfocarse en su familia.


Exilio en los Estados Unidos


En la mira gubernamental, Jesús fue perseguido, viéndose obligado a refugiarse en los Estados Unidos. Sus hermanos continuaron la lucha en México durante su exilio. Ricardo también había participado en el congreso potosino de 1901, donde su fogoso discurso contra el régimen de Díaz había marcado ya una importante diferencia con su hermano mayor, mucho más medido. La distancia los alejó aún más: mientras Ricardo y Enrique ahondaron la vía del anarquismo, Jesús se mantuvo en la de la legalidad y el liberalismo. Años después, en 1904, Ricardo y Enrique también fueron exiliados.


En 1905 constituyeron, en San Luis, Misuri, la Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano (PLM), que integraba ideas comunistas y anarquistas en una intensa crítica al Estado. Las diferencias ideológicas entre los miembros, y las crisis intermedias bajo las persecuciones porfiristas, atrasaron el proyecto, por lo cual su manifiesto no se publicó sino hasta el año siguiente.


En 1910, Jesús regresó a México para participar en la causa maderista, elaborando a la caída de Porfirio Díaz la carta constitucional, antecedente de la Constitución de 1917. Sus hermanos, cuya presencia también solicitó Francisco I. Madero, se negaron, por considerarlo burgués. Tanto ellos como Jesús continuaron con la publicación de Regeneración, pero al tener distintos ideales y objetivos las líneas editoriales fueron tan distantes como la relación entre ellos.


Leal a Madero, Jesús Flores Magón colaboró con su gobierno: entre febrero y noviembre de 1912 ocupó los cargos de subsecretario de Justicia y secretario de Gobernación. Sin embargo, la línea institucional no lo convenció. Cuando dejó de participar en el gabinete, se mantuvo cercano pero dedicado a escribir. Esta cercanía le costó el destierro en 1913, cuando el traidor Victoriano Huerta dio su golpe de estado, asesinando a Madero y José María Pino Suárez.


Regresó cuando Huerta fue derrocado, y durante los gobiernos previos al asentamiento constitucionalista con Venustiano Carranza, vivió en la Ciudad de México, dedicándose a las leyes, al PLM y al oficio periodístico. Durante la contienda electoral previa al ascenso de Carranza, apoyó desde el PLM la candidatura de Manuel Calero y Sierra, a quien conocía bien como liberal y maderista. Al perder las elecciones, volvió a abandonar el país. En diciembre de 1917, estando en Nueva York, contrajo matrimonio por segunda vez, con Lucrecia Rojas Rodríguez Malpica.


Finalmente, tras la muerte de Carranza en 1920, regresó a la Ciudad de México, donde pasó los últimos años de su vida. Tras una vida dedicada a la política y a su familia, Jesús Flores Magón falleció el 7 de diciembre de 1930 en la capital mexicana. Sus restos descansan en el Panteón Civil de Dolores.


Fuente: CNDH.

Publicidad
1/0