LA inquietante muerte de John Lennon



El mundo quedó conmocionado el día que John Lennon fue asesinado. El 8 de diciembre de 1980, el ex Beatle recibió un disparo mortal a la salida de su edificio de apartamentos en Manhattan, Dakota. En minutos, se fue para siempre una de las más icónicas estrellas del rock.


En cuanto a Mark David Chapman, el fan enloquecido de los Beatles que lo asesinó, fue arrestado de inmediato en el lugar y permanece tras las rejas hasta el día de hoy.


Pero, ¿Qué pasó en el edificio Dakota en esa infame noche de diciembre? ¿Cómo murió John Lennon? ¿Y por qué Mark David Chapman decidió matar a un hombre al que una vez idolatró?


LAS HORAS ANTES DE LA MUERTE DE JOHN LENNON


El 8 de diciembre de 1980, John Lennon tuvo un inicio de día muy normal. Tras tomarse un descanso de la música, Lennon y su esposa, Yoko Ono, acababan de lanzar un nuevo álbum llamado Double Fantasy. Esa mañana Lennon estuvo promocionando su reciente trabajo musical.


Primero, la pareja tenía una cita con el famoso fotógrafo Annie Leibovitz, quien había venido a hacer algunas tomas para al revista Rolling Stone. Después de discutirlo, Lennon decidió que posaría desnudo y su esposa permanecería vestida. Leibovitz tomó la que se convertiría en una de las imágenes más famosas de la pareja. Tanto Ono como Lennon estaban encantados con la foto.


“Esto es todo”, le dijo Lennon a Leibovitz cuando ella le mostró la Polaroid. “Esta es nuestra relación”.


Poco después, un equipo de RKO Radio llegó al edificio Dakota para grabar la que sería la última entrevista de Lennon. En un momento de la conversación, Lennon habló sobre envejecer:


“Cuando éramos niños, 30 era la muerte, ¿verdad? Tengo 40 años ahora y me siento simplemente… me siento mejor que antes”.


Durante la entrevista, Lennon también reflexionó sobre su extenso trabajo:


“Considero que mi trabajo no estará terminado hasta que esté muerto y enterrado, y espero que sea dentro de mucho, mucho tiempo”.


Lamentablemente, Lennon moriría ese mismo día más tarde.


UN ENCUENTRO FATÍDICO CON MARK DAVID CHAPMAN


Unas horas más tarde, cuando Lennon y Ono salieron del edificio Dakota, conocieron rápidamente al hombre que asesinaría a Lennon ese mismo día. Esperando fuera del edificio de apartamentos, Mark David Chapman tenía una copia de Double Fantasy en sus manos.


Ron Hummel, un productor que acompañaba en ese momento a la pareja, recuerda bien lo ocurrido. Recuerda que Chapman le tendió en silencio su copia de Double Fantasy, que Lennon firmó. “Chapman guardó silencio, entonces John preguntó: ¿Eso es todo lo que quieres? y nuevamente Chapman no dijo nada”, contó Hummel.


Como era de esperar, Chapman también recuerda ese momento:


“Irónicamente, fue muy amable y fue muy paciente conmigo. La limusina estaba esperando… y se tomó su tiempo conmigo y puso el bolígrafo en marcha y firmó mi álbum. Me preguntó si necesitaba algo más. Dije que no. No señor. Y se fue. Hombre muy cordial y decente”.


Pero esa amabilidad de Lennon hacia Chapman no cambió en nada las cosas. Chapman había tomado una decisión. El joven de 25 años, que vivía en Hawai en ese momento, había volado específicamente a Nueva York para asesinar a John Lennon.


Aunque había considerado otros asesinatos de celebridades, incluido el ex compañero de banda de Lennon, Paul McCartney, Chapman había desarrollado un odio específico hacia Lennon. La antipatía de Chapman hacia el ex Beatle comenzó cuando Lennon declaró infamemente que su grupo era “más popular que Jesús”. Con el paso del tiempo, Chapman comenzó a ver a Lennon como un “impostor”.


Pero antes de asesinar a Lennon, Chapman aparentemente quería primero un autógrafo. Después de que Lennon se lo concedió, Chapman volvió a esconderse en las sombras cerca del apartamento. Vio cómo Lennon y Ono subían a su limusina y se marchaban. Luego solo esperó que regresaran.


LA NOCHE EN QUE MURIÓ JOHN LENNON


A las 10:50 pm del 8 de diciembre de 1980, John Lennon y Yoko Ono regresaron a su casa en Dakota. Chapman dijo más tarde:


John salió y me miró, y creo que me reconoció… aquí está el tipo al que firmé el álbum antes, y pasó junto a mí.


Mientras Lennon caminaba hacia su casa, Chapman levantó su arma. Disparó su arma cinco veces y cuatro de las balas impactaron a Lennon en la espalda. Entonces Lennon entró en el edificio tambaleándose y gritó: “¡Me dispararon!”


Según Chapman, Ono se agachó para cubrirse cuando escuchó los disparos y enseguida abrazó a su esposo después de darse cuenta de que había sido atacado. Y agregó:


“Me quedé allí sin fuerzas con la pistola colgando a mi lado derecho. José, el portero, se acercó llorando. Me agarró, me sacudió el brazo y me quitó el arma de la mano, lo cual fue algo muy valiente para una persona armada. Y pateó la pistola por el pavimento”.


Chapman se puso de pie pacientemente y esperó a que lo arrestaran, leyendo The Catcher in the Rye, una novela con la que estaba obsesionado. Más tarde sería sentenciado a 20 años a cadena perpetua por el asesinato de John Lennon.


De acuerdo con los reportes, John Lennon murió casi instantáneamente después de recibir un disparo. Sangrando profusamente y demasiado herido para esperar una ambulancia, Lennon fue subido a un coche de policía y llevado a toda velocidad al Hospital Roosevelt. Pero fue demasiado tarde.


Lennon fue declarado muerto a su llegada y la noticia del tiroteo ya se había extendido como la pólvora. Stephen Lynn, el médico que salió para hablar con la prensa, hizo la declaración oficial de que Lennon se