La prueba de que Hitler nunca tuvo relaciones sexuales con su esposa



La vida sexual de Adolf Hitler y su esposa, Eva Braun, ha sido el blanco de muchas especulaciones desde el siglo pasado.


El profesor Thomas Lundmark, de la Universidad de Hull (Inglaterra), señaló en su libro ‘The Untold Story of Eva Braun’ (en español: ‘La historia no contada de Eva Braun’) que Braun y Hitler nunca pudieron tener relaciones sexuales, según informó Daily Mail.


El impedimento, según Lundmark, era una extraña condición ginecológica que padecía la mujer, una dolorosa enfermedad que le hacía insoportable el coito vaginal.


Se refiere al Síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser (MRKHS, las siglas en inglés), conocido también como agenesia mulleriana o agenesia vaginal. Este cuadro clínico malformativo es causado por trastornos graves del sistema reproductivo durante el desarrollo. Las mujeres con el síndrome MRKHS carecen del útero y de los 2/3 superiores de la vagina, lo que generalmente conlleva dificultades en las relaciones sexuales.


Esta enfermedad congénita rara afecta a 1 de cada 5000 mujeres. Existen métodos para su tratamiento, aunque la intervención quirúrgica es el más común.


“Llamada telefónica a Berghof. Viaje a Italia del Führer. Gracias por operar a Eva Braun”.


Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser (MRKHS por sus siglas en inglés)


El síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser (MRKHS por sus siglas en inglés) es una anomalía congénita causada por graves defectos en el desarrollo de los conductos de Müller, que se reconoce por una amenorrea primaria en pacientes fenotípicamente femeninas, quienes a pesar de carecer de los dos tercios superiores de la vagina o de esta completa, además del útero y las trompas, asociados a malformaciones renales, tienen ovarios funcionantes.1,2


La asistencia a una paciente joven con esa afección tan infrecuente, atendida en un hospital materno ubicado en el municipio de Santiago de Cuba, justificó la preparación del presente artículo en la modalidad de caso clínico, con vistas a incrementar el número de trabajos científicos publicados sobre el tema en Cuba y otras partes del mundo, así como el interés que sigue despertando su descripción.


¿A QUÉ OPERACIÓN SE REFERÍA EL GINECÓLOGO?


Por desgracia, el doctor Scholten sufrió un accidente de tráfico en agosto de 1944 y falleció. Sin embargo, Lundmark logró ubicar al hijo del médico, Gerhard, quien también murió hace un tiempo. Ahora, su verdad sale a la luz.


En su conversación con el profesor, Gerhard Scholten recordó haber visitado la sala del hospital donde se recuperaba Eva Braun. Además, dejó claro que su madre sí había viajado a Italia con gastos pagos por cuenta de Hitler.


El periodista Nerin Gun, por su parte, refuerza la teoría de Lundmark. En un libro que publicó en 1968 sobre la vida de la pareja, Gun citó una entrevista con la madre de Eva, Fanny, en la que confirmaría los motivos de la operación de su hija.


Según escribe el profesor Lundmark en su libro:


“A Eva Braun la operaron por tener la vagina demasiado estrecha. Por ello, empecé a preguntar sobre esta extraña enfermedad. Entonces, hablé con un cirujano del Hospital Universitario de Münster, que me confirmó que dicha patología se refería al síndrome del MRKH”.


Incluso el propio Hitler sugirió en su última voluntad y testamento que su relación con Braun era platónica, agradeciendo a la mujer por “muchos años de fiel amistad”.


Vía: Grandes Medios y Scielo.

Publicidad

1/1