María Félix, La Doña



Fue un rostro impenetrable, cargado a partes iguales de belleza y personalidad. “Tanta y tan intensa es su hermosura, que duele”, la definió Jean Cocteau cuando la conoció en un rodaje en 1950. Alguien tan segura de sí misma como María Félix, nunca se sorprendió cuando le llegó el éxito, porque presumía de haber podido elegir el momento. Siempre supo decir “no” a Hollywood y jamás quedó satisfecha de los papeles que interpretó en casi medio centenar de películas. Tal era su desdén, que siempre argumentó para rechazar la llamada del cine americano que “siempre me ofrecían papeles de campesina india y yo no nací para llevar canastas”.


La vida de María Félix solo es posible de explicar a través de sus películas y de su gran personalidad y belleza, con personajes que parecieran hechos a medida y que interpretó en melodramas campesinos, temas revolucionarios, dramas urbanos y adaptaciones de novelas. “María Félix nació dos veces: sus padres la engendraron y ella, después, se inventó a sí misma”. Es una frase del Premio Nobel mexicano Octavio Paz que define la esencia de la que probablemente sea la actriz más importante de la historia del cine mexicano.


Nació un 8 de abril de 1914 en Álamos -en el estado de Sonora- y, como si lo hubiese planeado, murió el mismo día, pero 88 años después, el 8 de abril de 2002. Conocida por el sobrenombre de ‘La Doña’ a partir de su personaje en el filme Doña Bárbara (1943), también es conocida como ‘María Bonita’ gracias a la canción compuesta exclusivamente para ella como regalo de bodas por el compositor Agustín Lara.


Tuvo una infancia tradicional y católica a lado de sus 11 hermanos en la ciudad de Guadalajara, lugar que acogió a la familia Félix durante toda la infancia y juventud de la actriz.


Debutó en el año de 1943


Participó en alrededor de 40 películas, diez de ellas en Europa (donde realizó títulos como Una mujer cualquiera y French Cancan).


Fue el director Fernando Palacios quien la descubrió y decidió convertirla en actriz, curiosamente en una época donde ella atravesaba por un divorcio, y se encontraba en un lugar vulnerable a nivel personal.


Su debut oficial se dio en El peñón de las ánimas, de Miguel Zacarías, en 1943 donde de acuerdo con testimonios del propio cineasta, batalló con la producción por sus actitudes de diva, pese a que en ese momento era una novata, y especialmente con su coprotagonista, Jorge Negrete, quien años más adelante sería su esposo.


Su trabajo le valió múltiples premios, entre los que destacan cuatro Arieles (incluyendo uno en reconocimiento a su trayectoria, que recibió en 1986), una Diosa de Plata, y fue merecedora de las Llaves de la Ciudad y Título de Huésped de Honor en La Habana, Cuba.


María Félix y sus frases más poderosas

A todos nos han roto el corazón. Y, aunque entendemos que es muy duro enfrentar una ruptura, en ocasiones algunas frases de aliento puede hacernos sonreír y ayudarnos a salir de ese trago amargo. Por eso, te compartimos las frases más poderosas de María Félix, para que ese truene sea un poco más liviano.


*Cuando te cortan y no sabes por qué…


“No te sientas mal si alguien te rechaza, la gente normalmente rechaza lo costoso porque no puede pagarlo”


Recuerda esta frase cuando te preguntes “¿por qué no funcionó?”


“Hay algunos (hombres) que no me convenían, unos por feos, otros porque estaban muy pobres y a mí no me gusta andar pidiendo medias”


*Por si tienes dudas de tu relación…


“Si tu quieres dejar a un hombre, investígalo, pero si no lo quieres dejar, no le busques porque le vas a encontrar”


*Cuando te rompan el corazón…


“El dinero no es la felicidad, pero siempre es mejor llorar en un Ferrari…”


*La regla de oro tras una ruptura


“A un hombre hay que llorarle tres días… Y al cuarto, te pones tacones y ropa nueva”

¿Amor de tres? J-A-M-Á-S

“¿Yo pelearme por un señor? ¡No! Ellos sí por mí; pero yo por ellos no…Yo nunca he llorado por un hombre porque en el momento en que no me quiere él, ya no lo quiero yo”


*Para recordar tu poder


“Tenemos que ser más autónomas, más dueñas y señoras de nuestro destino, así podremos hacer más por este país”


*Si de infidelidad hablamos…


“Para que un hombre pueda saber cómo es la mujer de su casa necesita probar otras. También la mujer. La cosa debe ser pareja”


*Frase de ruptura que debes recordar


“Yo seré para ti una mujer más en tu vida, pero tú un hombre menos en la mía”


*Y la lección más importante después de un truene:


“Habiendo tantos hombres… ¿llorar por uno?”



Las 6 mejores películas de María Felix, La Doña

Hablar de María Félix y sus mejores películas es tener que hacer un análisis profundo de cada una de las obras que conforman su filmografía.

A pesar de tener muchos detractores, quienes aseguran que, como actriz, ‘La Doña’ deja mucho que desear, no podemos negar que la Época de Oro no sería la misma sin el paso de este ícono. Musa de Agustín Lara y otros grandes artistas, María se ganó a pulso la imagen de leyenda que mantiene hasta nuestros días (y que seguramente jamás se borrará).

1. La cucaracha (1959)

Esta cinta reunió a María Félix y Dolores Del Río. Director: Ismael Rodríguez. Reparto: María Félix, Dolores del Río, Emilio ‘El Indio’ Fernández, Flor Silvestre. Lo que debes saber: Originalmente, el papel de Isabel estaba pensado para Elsa Aguirre y se trataba de un personaje menor. Félix convenció a Rodríguez de que invitara a Dolores del Río a participar en este largometraje, para que se pusieran “al tú por tú”. El valor de la cinta es precisamente ese, el duelo de actuación entre María y Dolores, y por eso debe incluirse en esta lista. 2. La diosa arrodillada (1947)

Es considerado uno de los mejores trabajos de Félix. Director: Roberto Gavaldón. Reparto: María Félix, Arturo de Córdova, Rosario Granados.

Lo que debes saber: La historia de un hombre que le regala a su esposa una estatua inspirada en la figura de su amante es uno de los mejores trabajos de María a cuadro y alimentó su imagen de “Devoradora”. El filme cuenta con la fotografía de Alex Phillips y también es considerada una de las mejores cintas del gran Gavaldón (y eso ya es mucho decir).

3. Tizoc (1957)

Tizoc ganó el Globo de Oro como Mejor Película Extranjera. Director: Ismael Rodríguez. Reparto: María Félix, Pedro Infante, Andrés Soler.

Lo que debes saber: El romance entre una mujer de clase alta y un indígena conquistó a la audiencia mexicana, pero también a la crítica internacional. La película ganó el Globo de Oro como Mejor Cinta Extranjera y también el premio a Mejor Actor para Infante en el Festival de Cine de Berlín (aunque fue un galardón póstumo, ya que Pedro había muerto dos meses antes). 4. El peñón de las ánimas (1943)

Representó el debut de María en cine. Director: Miguel Zacarías. Reparto: María Félix, Jorge Negrete, Carlos López de Moctezuma.

Lo que debes saber: este romance imposible entre dos jóvenes provenientes de familias rivales (sí, algo así como un Romeo y Julieta) fue el primer trabajo de La Doña en el cine. Durante el rodaje, Félix y Negrete tuvieron una pésima relación que incluso los llevó a no dirigirse la palabra fuera de escena. Del odio al amor hay un paso. Años más tarde, los actores contrajeron matrimonio, el cual finalizó con la muerte de Jorge en 1953. 5. Doña Bárbara (1943)

Rómulo Gallegos siempre consideró a Félix como la verdadera Doña Bárbara. Director: Fernando de Fuentes. Reparto: María Félix, Julián Soler, María Elena Marqués.

Lo que debes saber: Basada en el libro homónimo de Rómulo Gallegos, la cinta (considerada una de las mejores adaptaciones del cine mexicano adaptadas de libros) cuenta la historia de una mujer que tras ser abusada sexualmente, hace todo lo posible por vengarse de quienes le hicieron daño, al tiempo que crece su odio hacia los hombres. Este trabajo le valió el título de La Doña, con el que se le recuerda hasta ahora. El autor de la novela también le dio su bendición, asegurando alguna vez que ella era la única Doña Bárbara. 6. Enamorada (1946)

Enamorada es considerada una de las mejores películas del cine mexicano. Director: Emilio ‘El Indio’ Fernández. Reparto: María Félix, Pedro Armendáriz, Miguel Inclán.

Lo que debes saber: Cerramos este homenaje a María Félix y sus mejores películas con este título que es, sin lugar a dudas, el más recordado de su filmografía. Gabriel Figueroa nos regaló planos que marcaron la historia del cine mexicano y también escenas en las que desplegó toda la belleza de nuestra María Bonita. La historia de amor entre un general de la Revolución y una niña caprichosa de Cholula le valió a La Doña su primer Ariel y fue una de las finalistas a la Palma de Oro de Cannes en la edición de 1947. La secuencia de la serenata, con María Félix abriendo los ojos, es una de las que han pasado a la historia. Con información de: Glamour y GQ, El Sol de México, INEHRM,

Publicidad

1/1