Morelos I, fue el primer satélite mexicano puesto en órbita



En 1957, la Unión Soviética lanzó el primer satélite artificial en órbita, cuyo nombre fue Sputnik I. Tan sólo 28 años después, México hizo historia con el lanzamiento de Morelos I.


El 17 de junio de 1985, a las 07:33, según el Tiempo Coordinado Universal (UTC, por sus siglas en inglés), con el propósito de acercar zonas rurales y urbanas de México, el Gobierno Federal a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, tomó la decisión de lanzar el primer satélite de comunicaciones mexicano, el Morelos I; a bordo del transbordador espacial Discovery de la NASA desde el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral, estado de Florida.


De acuerdo a la Gaceta de la UNAM:


Un registro del momento acerca de las características del artefacto indica que tenía “un peso de 1,240 kilogramos, 216 cm de diámetro y una altura con las antenas desplegadas de 660 cm… tiene una vida de operación de alrededor de 9 años. Del peso total, una vez puesto en órbita, sólo quedan 666 kg, de los cuales 145 son de hidrocina, combustible que se utiliza para mantenerlo en posición”.


El Satélite Morelos, modelo HS-376 I, fue construido por la empresa Hughes Comunications Intrernactional, subsidiaria de Hughes Aircraft Company, a la cual la Secretaría de Comunicaciones y Transportes encargó el proyecto para cobertura de todo el territorio mexicano.


Su costo ascendió a 350 millones de dólares y ocupó su órbita geoestacionaria el 17 de diciembre de 1985. En 1969, cuatro años después los principales usuarios de esa tecnología eran, en primer término, Teléfonos de México y la televisión privada. Actualmente, al término de su vida útil, se encuentra en alguna parte desconocida del espacio.


Cinco meses después, en noviembre de 1985, se lanzó el satélite Morelos II, misión en la que tuvo lugar el viaje del primer astronauta mexicano, Rodolfo Neri Vela. Ambos satélites fueron diseñados para servicios de telefonía y teledifusión directa, y se efectuaron experimentos espaciales diseñados por científicos mexicanos.


Con este programa, ingenieros y técnicos de la SCT tuvieron entrenamiento intenso, tanto en los artefactos espaciales como en el segmento terrestre, por lo que dicho sistema y las siguientes generaciones de satélites nacionales han sido controlados totalmente por mexicanos desde territorio nacional.


Los Morelos I y II serían la puerta para continuar con el programa satelital gubernamental denominado Solidaridad, con el fin de proveer tecnología de información y comunicación para brindar servicios sociales y de telecomunicaciones a nuestro país.


En los noventa, en coordinación con Telecomm, se implementó la segunda generación de satélites mexicanos, que permitió colocar en órbita los satélites Solidaridad 1 (1993) y Solidaridad 2 (1994), ambos con una vida útil estimada de 15 años. De esta manera, México incrementó la capacidad de su infraestructura satelital para brindar servicios satelitales tanto fijos como móviles.


Con la reforma de la Ley de Telecomunicaciones y la Sección de Servicios Fijos Satelitales de Telecomm, se construyó la empresa Satélites Mexicanos S.A. de C.V. (SATMEX) a partir del 26 de junio de 1997.


Entre las estrategias de modernización del sistema satelital, el 5 de diciembre de 1998, SATMEX puso en órbita el primer satélite de la tercera generación de la flota mexicana, el Satmex 5, que remplazaría al satélite Morelos II. Dentro de esta generación se lanzaron el Satmex 6 y Satmex 7, en 2006 y el Satmex 8, en 2013.


De 2013-2018 fueron lanzados los satélites Mexsat 3 (Bicentenario) y Mexsat 2 (Morelos 3), mediante la contratación de seguros del Mexsat, a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT, 2013).


Fuente: Gobierno de México, Red Escolar, México Desconocido, Gaceta de la UNAM.

Publicidad
1/0