Juan José Arreola




Juan José Arreola Zúñiga nació el 21 de septiembre de 1918, en Zapotlán el Grande (ahora Ciudad Guzmán), Jalisco. Falleció el 3 de diciembre de 2001 en Guadalajara.


“Nací, como alguna vez lo dije, entre pollos, chivos, guajolotes, vacas, burros y caballos”.


Fue el cuarto de catorce hijos que procrearon Felipe Arreola Mendoza y Victoria Zúñiga. Después de un largo ir y venir por distintas partes del país y del mundo: Zapotlán, Guadalajara, Colima, Ciudad de México, París, volvió a Guadalajara, donde murió el 3 de diciembre de 2001.


Estudió en Jalisco y en 1930 empezó a trabajar como encuadernador. En 1937 se marchó a vivir a México D.F. para estudiar en la Escuela Teatral de Bellas Artes.


Llegó en la Ciudad de México formó parte de una notable generación de escritores que incluye nombres como Juan Rulfo, José Luis Martínez, Alí Chumacero y Antonio Alatorre.


Publicó, en 1941, su primera obra, Sueño de Navidad. En 1945 colaboró con Juan Rulfo y Antonio Alatorre en la publicación de la revista Pan, de Guadalajara y pudo viajar a París bajo la protección del actor Louis Jouvet. Allí conoció a J. L. Barrault y Pierre Renoir. Un año después regresó a México.


A su vuelta empezó a trabajar en Fondo de Cultura Económica como corrector y autor de solapas y obtuvo una beca en El Colegio de México gracias a la intervención de Alfonso Reyes. En 1949 apareció su primer libro de cuentos Varia invención. En 1950 recibió una beca de la Fundación Rockefeller.


Su obra maestra Confabulario fue publicada en 1952 y recibió el Premio Jalisco de Literatura, a este le seguirían el Premio del Festival Dramático del Instituto Nacional de Bellas Artes y el Premio Xavier Villaurrutia.


A partir de 1964 dirigió la colección "El Unicornio", y se inició como profesor en la Universidad Nacional Autónoma de México.


En 1972 se publicó la edición de Bestiario, que completaba la serie iniciada en 1958, con Punta de plata.


Reconocimientos obtenidos


Su prestigio fue ascendiendo y en 1979 fue galardonado con el Premio Nacional en Letras, en la Ciudad de México y en 1992 el Premio Juan Rulfo, al que seguirían el Alfonso Reyes y Premio Ramón López Velarde.


Formador de importantes escritores que han destacado en la segunda mitad del siglo XX, quienes acudieron a su taller literario y publicaron en Mester.


Traductor del francés de temas artísticos, hizo una importante traducción de Francis Thompson.


En 1992, la Universidad de Guadalajara creó el Centro de Investigación Teatral Juan José Arreola; en 1999 se construyó el Centro de Escritores Juan José Arreola y en 2002 se instituyó el Concurso Nacional de Cuento Juan José Arreola.


En 1992 participó como comentarista de Televisa para los Juegos Olímpicos de Barcelona.


En 2000, la Universidad del Claustro de Sor Juana, Casa Lamm, los centros universitarios de Integración Humanística y de Estudios Universitarios de Londres le entregaron una de las 17 medallas a los sabios de fin del siglo XX.


El 21 de septiembre de 2015 sus restos fueron trasladados a la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres.



Fue un escritor público


Arreola fue también un personaje de la Ciudad de México: la caminaba, la conocía y la quería. Y fue uno de nuestros grandes narradores orales. Pocos como él han sabido mantener de un hilo la atención de sus escuchas. Eran famosas las conferencias de este prosista. En ellas no nada más hacía castillos en el aire: hacía ciudades, épocas, autores, anécdotas, viajes en verdaderos poemas hechos de palabra hablada.


Arreola fue un escritor público: acudía a los medios de comunicación, daba conferencias, talleres y era cotidianamente entrevistado en programas de televisión, por lo que logró a ser uno de los escritores más conocidos de México.


Su obra, a pesar de no ser muy extensa, abarca una gran diversidad de géneros: novela, prosa poética, cuento, teatro, estilización de textos ajenos, fragmentos.



Fuentes: Escritores.org, Fonoteca Nacional, Enciclopedia de la Literatura en México, INBA.

Fotografías: Fonoteca Nacional

Publicidad

1/1